La mejora contínua es un objetivo permanente de CHALLENGER y a través de la aplicación de los principios de calidad desarrollamos estrategias para que día a día seamos mas competitivos garantizando la calidad de nuestros productos y la confiabilidad de nuestros procesos.

Enfoque hacia el cliente: El área de atención al cliente es la encargada de medir el nivel de satisfacción del cliente y retro alimentar al interior de la organización.

Participación del personal: A través de las actividades de formación, capacitación y el desarrollo de auditorias internas se involucra al personal de la organización en pro de su mejora continua.

Enfoque del sistema para la gestión: A través de la implementación de nuevas plataformas de información como BAAN.

Enfoques basados en hechos para la toma de decisiones: A través de los mecanismos de medición y la utilización de herramientas estadísticas que demuestren hechos se toman decisiones en pro de la mejora continua.

Liderazgo: Enfocando al personal hacia la toma de decisiones y la realización de labores encaminadas a la mejora de los productos y procesos.

Mejora continua: Actividades que nos permitan medirnos en aspectos como el desempeño de nuestros productos, nivel de satisfacción del cliente, permitir la ayuda de grupos interdisciplinarios para buscar la mejora continúa.

Relación mutuamente beneficiosa con proveedores: A través de mecanismos de retroalimentación, desarrollo de auditorias, capacitaciones y acuerdos de calidad.

Orientación para los procesos: A través de la optimización de los esquemas de trabajo enfocado no como áreas sino como un proceso a través del cual se transforman entradas en salidas e interactúan varias áreas entre si.